Cogiendo impulso

Eché la vista atrás, para coger impulso, y en este 2017 han pasado ¡tantas cosas!

He vivido, sufrido y aprendido tanto que parece que hubiera vivido ¡un siglo!

Proyectos personales como Murder Types, colaborativos y apasionantes como Ciencia de Acogida, ilusionantes como Casa Orzáez y transformadores como las Infografías para Principia Magazine. Un poquito de intercambio de conocimientos en La Platanera, con La PiLA, la Red Española de Queserías de Campo y Artesanas, la Universidad de Cuenca o la Escuela de Diseño de Valladolid.

Cambios, sí, unos cuantos. De lugar de trabajo, métodos, algunos sentimientos… Y encuentros con nuevos seres encantadores llenos de luz. Y reencuentros con otros seres aún más luminosos.

Alguna rotura, nada vital. Alguna pérdida, dolorosa, mucho. Nuevos conocimientos y nuevos objetivos.

Cogeré impulso, como cada año, porque el próximo será como otro siglo de esos que me gusta vivir, sobre todo si me acompañas tú.

 

Leave a Reply